Un banco parisino convertido en hotel

Publicado el 10 February 2018
Archivado en mejores, Uncategorized | Salir del comentario

A principios del siglo XX, los arquitectos Paul Friesse y Cassien Bernard construyeron el edificio que hoy en día alberga el Hotel Banke. Con una imponente fachada y un interior aún más lujoso y sorprendente, el edificio se levantó para ser la sede de un importante banco.

Nada más entrar vemos mosaicos en el suelo, grandes mostradores y una cristalera en su techo que deja pasar la luz natural.

El hotel Banke es mucho más que un hotel boutique de diseño, no solo por su cuidada arquitectura y distribución, sino porque cada una de sus plantas poseen vitrinas que contienen valiosas piezas de todas las partes del mundo.  tales como la civilización egipcia, romana o precolombina.

3

El hotel Banke posee 94 habitaciones que se dividen en cinco categorías: individuales, dobles, executivesdeluxe y, por último, 17 suites que ocupan el espacio antiguamente destinado a los despachos del banco. La característica común es la elegancia con la que están decoradas.

Su lujo recuerda a la dorada Belle Époque parisinaen del siglo XXI. El Banke Hotel se encuentra a tan solo cinco minutos andando de la Ópera Garnier y las Galerías Lafayette y a unos pasos más de la Plaza de la Vendôme y del Museo del Louvre. Cuatro estrellas muy merecidas.

El Josefin es mucho más cálido y acogedor y en él reina la cocina tradicional mediterránea, siempre con detalles contemporáneos. En su carta se pueden apreciar algunos platos muy sabrosos que el ambiente íntimo invita a degustar sin prisa alguna.

Por su parte, el LolaBar, rescata recetas típicas españolas como la tortilla de patata, el jamón de bellota, las patatas bravas, los chipirones, las anchoas del Cantábrico o los calamares a la andaluza.

Comentarios

No hay mas respuestas