Dormir por las nubes en Mont Blanc

Publicado el 26 June 2016
Archivado en con encanto, de montaña | Salir del comentario

Les presentamos un refugio alpino para los amantes del montañismo y senderismo que abre sus puertas en verano. No todo es costa y playas sino que muchos turistas buscan la belleza de la montaña y el riesgo de sus escarpadas paredes. Si este es tu caso, te gustará conocer un afloramiento de roca dura a 2.835 metros de altura, entre las espectaculares paredes de los gigantes Jorasses y Petites.

Si te gusta la aventura no exenta de adrenalina y los buenos retos, llegar hasta la Bivacco Gervasutti en Aosta puede ser uno de ellos. Aquí se construyó la primera cabaña de madera cerca de los años 50 en  memoria del primer ascenso por la cara este de las Grandes Jorasses del alpinista de Turín Giusto Gervasutti.

1208 (2)

 

Una cabaña que cambió de aspecto en 2011 gracias a la Escuela Nacional de Esquí de Montaña y el Club Alpino Italiano de Torino y es un refugio alpino, moderno y funcional en el macizo del Mont Blanc.

Este refugio de alta montaña está construido para perdurar en el tiempo y acoger a los que llegan a las altas cumbres. En El Bivacco  hay que pagar 10 euros por transferencia al Club Alpino Italiano para poder pernoctar en él. Se divide en entrada, un salón para el almuerzo y 2 dormitorios con 12 camas en total. La energía eléctrica se obtiene gracias a las unidades fotovoltaicas que permiten la iluminación interior y el uso de las placas calientes para cocinar.

Es totalmente autosuficiente con ordenador a bordo conectado a Internet a través de satélite, el Bivacco Gervasutti está conectado con el mundo exterior detectando el estado eléctrico y la operación del sistema y enviando datos. La puerta de acceso siempre está abierta y la de detrás conviene cerrarla. Una experiencia única para los amantes de la alta montaña y el turismo de aventura.

Comentarios

No hay mas respuestas