Hotel con aire slow

Publicado el 28 August 2015
Archivado en Europa, rural | Salir del comentario

Si no conoces el movimiento Slow, es una corriente que surge al amparo del italiano con Carlo Petrini, y ya lleva unas décadas, más concretamente allá por los años 80. Esta tendencia es ideal para combatir el estrés debido a el progreso acelerado que no te deja ni un ápice de tiempo para disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Este concepto no solo comprende el descanso y el ambiente sosegado sino también el concepto Slow Food, en la comida algo muy básico y fundamental que en cierto modo nos afecta de manera considerable ya que en parte somos lo que comemos.

1209(2)

Y que mejor manera que volver a la gastronomía tradicional, con sabores y productos de temporada y muy alejados de lo que son las terribles comidas rápidas. Así de esta manera y con el correr de los años, el Movimiento Slow se ha transformado en una corriente universal que se extiende más y más entre sus devotos. No solo en el terreno de un establecimiento sino también en el ámbito de los viajes, como esos antiguos exploradores que se lanzaban a descubrir el mundo sin prisa pero circulando.

Así lo han entendido también algunos establecimientos hoteleros, que regresan al trato personalizado, que se aleja de la masificación y se integra con materiales y artesanos de las zona en las que se ubican,lo que además beneficia a la economía de la zona. Estos hoteles se encuentran en zonas rurales que cuidan cada pequeño detalle y presentan un gran confort, sin dejar de lado la armonía con el entorno y el medio ambiente.

Y así encontramos Can Casi, una preciosa masía, que en un principio era su casa personal de vacaciones. Situado en Baix Empordà. En Girona, en una de las provincias más bonitas de España, con un entorno rural donde te alejarás del estrés y la vida agitada.

 

Comentarios

No hay mas respuestas